¿Te gustaría conocer más acerca de la historia de los audífonos para sordos en Haro? En esta entrada del blog te compartimos una breve historia de estos dispositivos, además de los últimos avances tecnológicos.

Los primeros modelos de audífonos se remontan al s. XVII. Fueron pensados para aliviar la sordera de los reyes y miembros de la nobleza. Consistían en algo parecido a una trompeta para el oído hecha de metal. Y fue Jean Leurechon quien los introdujo por primera vez en Francia. En aquellos tiempos no se podían encontrar los audífonos actuales, como los dispositivos para sordos.

No fue hasta los últimos años del s. XIX cuando surgieron los primeros audífonos eléctricos gracias a la evolución llevada a cabo con la invención del teléfono. A partir de este hito, se desarrollaron los primeros audífonos capaces de atenuar o incluso solventar casos relativamente graves de sordera. Sin embargo, hasta la mitad del s. XX, con la aparición de los transistores, su tamaño era considerable y seguían sin ser portátiles. Entonces, ¿cómo evolucionaron hasta llegar a los modernos audífonos para sordos en Haro de la actualidad?

Fue en los años 80, con el desarrollo de los primeros microchips, cuando se logró la portabilidad total de los audífonos, mejorando también la calidad del sonido. Finalmente, en los últimos años, han mejorado aún más, son de un tamaño extremadamente reducido y casi imperceptibles. Además, se han vuelto muy ligeros y cómodos de llevar.

En Óptica Santamaría, establecimiento especializado para personas con dificultades auditivas, contamos con la última tecnología en audífonos: discretos, potentes y con la mejor calidad de sonido del mercado. Disponemos de modelos con conexión bluetooth integrada y con la posibilidad de conectarlos a la televisión, al móvil o al ordenador. Acércate a nuestro establecimiento especializado en Haro. Estamos siempre a tu servicio.